domingo, 15 de abril de 2012

Urna Bios: Un jardín de nosotros mismos.

Desde siempre he huido de los cementerios, sobre todo de los que están repletos de grises, tristes, y ostentosos mausoleos. Tampoco me gustan esas inmensas praderas con césped inmaculado, sólo al alcance de muertos muy ricos.

El diseñador Gerard Moliné (idea original- Premio medalla ADI FAD 1999) y Martín Azúa (co-diseñador junto a Moliné de la versión comercial) han desarrollado un proyecto que propone una original y ecológica forma de dar sepultura a nuestros cuerpos incinerados y con él dar inicio a un nuevo ciclo natural de vida: podemos convertirnos en plantas o árboles a través de una urna en cuyo interior se aloja una semilla.







'Bios es una urna funeraria fabricada con materiales biodegradables: cáscara de coco, turba compactada y celulosa. En su interior contiene una semilla de un árbol que se puede sustituir por otra semilla, brote o planta adecuada al lugar elegido. Cuando la urna se planta, la semilla germina y comienza a crecer.'


'Copito de Nieve fue enterrado en una urna Bios el 23 de abril del 2004 y se está transformando en un árbol africano, “Calodendrum Capense”, en el Zoo de Barcelona.'


Si tenemos claro que el descanso eterno no se puede comprar, esta puede ser una buena opción.

Urna Bios se distribuye a través de la empresa Limbo.  
Para más información sobre la urna, visita las webs de Gerard MolinéMartín Azúa.
Esta información me llegó gracias a Eduardo Redondo, que me envío un enlace a la web Gladyzs.com

2 comentarios:

  1. Acabo de descubrir tu blog y me he quedado enganchada por completo. Muchas felicidades!

    ResponderEliminar